Crema para pañal

7.90

Calma y previene la irritación en la piel de la zona del pañal en bebés o de cualquier otra zona en la que se aplique. Protege y cuida de forma natural epidermis delicadas o afectadas. La cera de abeja refuerza esta acción formando una fina capa protectora que no obstruye los poros. También es útil en el tratamiento de hemorroides.

2 disponibles

 

Descripción

Ingredientes:

Aceite vegetal de caléndula*, hidrolato de lavanda*, agua, cera virgen de abejas, manteca de cacao*, aceite vegetal de neem*, extracto de centella asiática*, aceite esencial de lavanda*.

*Procedente de agricultura ecológica.

Indicaciones:

Especialmente formulada para el tratamiento de pieles sensibles y atópicas con tendencia a padecer dermatitis o irritación, Gracias a su composición alivia cualquier irritación de la piel incluso la de los bebés y niños.

Uso:

Para dermatitis: aplicar diariamente sobre las zonas afectadas con un suave masaje. Para el bebé: se utiliza diariamente antes de cada cambio pañal de forma preventiva. Aplicar una capa gruesa sobre la piel limpia y seca.

Propiedades:

Aceite vegetal de caléndula:

Posee propiedades calmantes, cicatrizantes, antibacterianas y antiinflamatorias (rica en flavonoides y triterpenos). Está especialmente indicado para calmar pieles sensibles o irritadas regenerándolas y dejando un precioso brillo en la piel.

Aceite vegetal de neem:

Aceite ayurvédico utilizado ancestralmente por los hindúes para tratar enfermedades de la piel. Es un poderoso desinfectante, antibacterial y antimicótico. Se utiliza en el tratamiento de enfermedades de la piel como psoriasis y dermatitis.

Aceite esencial de lavanda:

Uno de los aceites más valorados en aromaterapia y cosmética por sus múltiples propiedades, es calmante, sedante, antiinflamatorio, analgésico, relajante muscular y cicatrizante.

Centella asiática:

Rica en saponinas triterpénicas, alcaloides (hidrocotilina), taninos, fitosteroles, vitamina K y sales minerales (magnesio, calcio y sodio). Favorece la cicatrización, revierte la sequedad y mejora la nutrición, el aspecto y la consistencia de la piel.